Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Imagen de fondo de una persona limpiando una mosquitera junto a otra de una mano con un paño limpiando una mosquitera y otra de una mujer en primer plano con gesto de aprobación

SOCIEDAD

El truco para limpiar la mosquitera y dejarla como nueva para verano en poco tiempo

Para llevar a cabo la limpieza de tu mosquitera deberás tener en cuenta aspectos como si es fija o desmontable

Uno de los elementos que no faltan en nuestro hogar durante el verano es la mosquitera. Se trata de un producto imprescindible para mantener alejados a los mosquitos, pero sí puede presentar problemas a la hora de limpiarla. Con los consejos adecuados, la dejarás perfecta.

Todo lo que necesitas para limpiar la mosquitera

Lo primero que debes hacer para limpiar tu mosquitera es contar con dos elementos clave. En primer lugar, necesitarás una esponja, aunque también un paño húmedo para deshacerte de la suciedad.

También usarás unas gotas de jabón líquido. Debes verterlas en agua tibia y sumergir en la mezcla un cepillo de cerdas suaves para más tarde pasarlo con cuidado por la mosquitera.

Además de la superficie, también hay que tener en cuenta partes como el marco y las esquinas. En estas zonas lo mejor es utilizar una bayeta o un cepillo de dientes. Por otro lado, existe un truco que te ayudará a dejarla como el primer día.

Este es el truco para dejar la mosquitera como nueva

En el caso de que tu mosquitera tenga mucho tiempo o demasiada suciedad, puedes mezclar una taza de amoníaco con dos de agua para limpiarla, utilizando para ello los productos anteriores.

Sin embargo, debes tener en cuenta que si este químico salpica podría ser peligroso, por lo que no es conveniente abusar de él. Si lo haces, retíralo con una esponja o con una manguera y asegúrate de que la superficie esté seca antes de cerrar la ventana.

En este punto, no es recomendable utilizar paños secos, ya que estos pueden soltar pelusas que, de nuevo, habría que limpiar más tarde.

Cómo limpiar una mosquitera desmontable

Si tu mosquitera es desmontable y tiene poca suciedad, lo primero que debes hacer es desmontarla con cuidado. Después, humedécela en una bañera con agua y jabón líquido y enjuaga los restos.

Este enjuague final lo puedes hacer con una manguera o en la ducha. Sin embargo, asegúrate de que se haya secado bien antes de volver a montarla. Te sorprenderás con el resultado.

Deja impoluta tu mosquitera fija

Como la mosquitera fija no se puede desmontar, debes hacer el mismo proceso anterior con ella puesta, pero usando un paño al final para secar la humedad.

Si tu mosquitera es enrollable, una opción que suele ser fija, usa una esponja con jabón para deshacerte de la grasa y suciedad que pueda tener.

Donde haya más suciedad acumulada, utiliza un cepillo de cerdas suaves humedecido en la mezcla de agua y jabón o un cepillo de dientes que no uses para pasarlo con cuidado por la mosquitera. Seca con el paño y la tendrás lista.

➡️ Sociedad

Más noticias: