Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Imagen de fondo de un cartel de la Seguridad Social y una imagen de un hombre con gesto pensativo

ACTUALIDAD

La Seguridad Social confirma la enfermedad por la que aprueba más bajas laborales

Hay patologías que se desarrollan de forma silenciosa y que son imperceptibles, pero tienen efectos muy negativos


La Seguridad Social otorga la incapacidad permanente a las personas que ven limitadas sus funciones en su puesto de trabajo. Ya sea por una enfermedad o por un accidente, las capacidades del empleado pueden deteriorarse gravemente. Los afectados pueden recibir una prestación económica para paliar la pérdida de ingresos, y esta pensión se convierte en una pieza fundamental en la vida de sus beneficiarios.

Hay una larga lista de dolencias que dan derecho a los ciudadanos a pedir la baja o incapacidad. Pueden ser de carácter neurológico -como el alzhéimer-, trastornos mentales o del sistema nervioso, problemas cardíacos y patologías como la artrosis o la fibromialgia. Sin embargo, hay enfermedades con efectos negativos en la salud más imperceptibles que, con el tiempo, han ganado espacio en la opinión pública como en el caso de la depresión.

La depresión golpea a los trabajadores

La salud mental es un problema que afecta a mucha gente. A diferencia de otras enfermedades, los síntomas de la depresión son silenciosos, se desarrollan poco a poco y van lastrando progresivamente a la persona que la padece. Este terreno todavía es desconocido, pero sus consecuencias son peligrosas y pueden repercutir de forma muy negativa en el rendimiento laboral.

Los datos son reveladores, e ilustran el crecimiento de la depresión y sus efectos en la sociedad. En 2023, se alcanzó un récord de bajas laborales por depresión. Concretamente, 597.686 personas dejaron sus tareas laborales por esta causa, lo que refleja el alza de esta patología y el incremento de pacientes.

La situación es complicada y urgen medidas urgentes para dar respuesta a un problema que puede desembocar, en los peores casos, en suicidios. 

Visibilizar la depresión, exponer sus causas y romper con unos estigmas que siguen vigentes puede ser de gran ayuda. Además, el Gobierno y los diferentes ejecutivos autonómicos y municipales deberían poner en marcha estrategias que fomenten la comunicación. También que potencien la terapia y los grupos de apoyo. 

Imagen de fondo de una mujer sentada en el suelo con gesto serio, y otra imagen de un médico atendiendo a un paciente

En función de la gravedad de la depresión, la Seguridad Social puede conceder una baja temporal o la incapacidad permanente, que se ordena en 4 grados. La parcial se otorga cuando el trabajador tiene una disminución de sus capacidades no inferior al 33%. La incapacidad total inhabilita al trabajador de su profesión habitual, pero puede trabajar en otro sitio o ejercer otro empleo. 

La permanente total impide que la persona afectada pueda trabajar. Por último, la Seguridad Social asigna la gran invalidez al beneficiario que requiere asistencia de otra persona para realizar las actividades más básicas.

➡️ Actualidad

Más noticias: