Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Media docena de huevos sobre un fundo blanco

SOCIEDAD

Los expertos avisan: si ves este detalle en los huevos que acabas de comprar, alerta

Los expertos creen que este detalle podría hacer que los huevos dejasen de ser aptos para el consumo humano


Este alimento, como recoge el Instituto de Estudios del Huevo, es uno de los más completos que existe y destaca por la gran cantidad de nutrientes que contiene. Es una fuente de vitaminas, como la vitamina A, B, D y E. Además contiene muchos minerales entre los que destacan el hierro y el zinc, entre otros, y lo convierte en un ingrediente básico en la alimentación. 

Las rarezas presentes en los huevos suelen ser habituales y seguras para su consumo. Encontrar un huevo dentro de otro, descubrir que tiene dos yemas, encontrar la chalaza (esa especie de cordón blanco que está pegada a la yema) son ocurrencias habituales. Incluso apreciar arrugas en la cáscara es algo común.

Aunque también podemos encontrar manchas rosadas (o iridiscentes) y grandes en la clara. Estas nos marcan el huevo como no apto para el consumo humano. Pero, ¿qué ocurre con las manchas rojas o de color más marrón? ¿Son aptas para el consumo humano?

El punto rojo, ¿deberíamos alarmarnos?

El punto rojizo, o incluso marrón, que se puede observar en algunos casos, en realidad tiene una explicación muy sencilla. Solo son pequeñas manchas de sangre, coágulos de pequeñas hemorragias (como la rotura de un capilar), que en ocasiones ocurren durante el proceso de puesta del huevo. 

Varios huevos enteros y rotos sobre el suelo

Estos puntos no suelen ser para nada peligrosos, ni significan que el óvulo haya sido fertilizado o que la gallina esté enferma. Como en ocasiones se ha llegado a teorizar. Habitualmente, en los huevos comercializados, durante el proceso de inspección y clasificación se someten a una inspección llamada velar.

Para velar los huevos únicamente se necesita una linterna, ya que consiste en inspeccionar los contenidos al trasluz. Es una práctica que se utiliza para descartar aquellos huevos que contienen coágulos de sangre de un gran tamaño u otras malformaciones. Sin embargo, los pequeños coágulos son muy difíciles de observar y si la cáscara es marrón puede hacerlo todavía más complicado.

Otros peligros de la mancha roja en nuestros huevos

Sin embargo, si consumimos huevos que no hayan pasado por estos procesos de inspección, deberíamos revisar si presenta más rastros de sangre o incluso un pequeño sistema vascular. Es decir, algunas venas.

Si este fuera el caso, se trataría de un huevo que ha sido fecundado. Sin embargo su desarrollo embrionario se habría detenido probablemente por falta de calor y no sería apto para el consumo humano. 

Sin embargo, el 51,1% de los kilos usados para consumo doméstico proceden de supermercados, según el Informe del consumo alimentario en España (publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación). Por lo que sería poco probable que nos encontremos ante esa situación. De modo que, si así se desea, podemos retirar la mancha y consumir el huevo como lo haríamos habitualmente. 

Dos huevos fritos en un plato

El mito del huevo y el colesterol

El huevo, a pesar de todas sus ventajas ha sido de forma constante víctima de varios mitos. Uno de los más conocidos, el mito del colesterol, ha sido desacreditado recientemente.

Un estudio publicado por The American Journal of Medicine desmiente que el consumo de huevos incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, concluye que comer más de un huevo al día reduce significativamente el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias. La Organización Mundial de la Salud calcula que alrededor de 17,9 millones de personas fallecen por este tipo de enfermedades cada año.

Según la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, el consumo de huevo no es el causante de las enfermedades cardiovasculares. E incluso pone el foco en las grasas saturadas y trans como principales responsables de este problema. 

Montaje de una imagen de perejil de fondo y unas manos con un corazón simulando la salud cardiovascular

De acuerdo con los datos del Informe del consumo alimentario en España, actualmente se consume una media de 8,11 kg por persona al año. Las comunidades autónomas que encabezan esta lista son Aragón, la Comunidad Valenciana, Navarra y el País Vasco. Mientras que Cataluña y Canarias se sitúan por debajo de la media.

➡️ Sociedad

Más noticias: