Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Personas celebrando en una manifestación con banderas y expresiones de alegría.
POLÍTICA

Victoria inesperada: la izquierda francesa triunfa

El nuevo frente popular liderado por Mélenchon gana las elecciones.

En un giro inesperado  de los acontecimientos, las elecciones legislativas en Francia han catapultado al Nuevo Frente Popular hacia la victoria.  Desafiando todas las expectativas previas y estableciendo un nuevo panorama político en la nación.

La coalición de izquierda, que incluye desde los socialistas hasta la radical Francia Insumisa, comunistas y ecologistas, logró asegurar entre 175 y 205 escaños en la Asamblea Nacional. Consolidándose como la fuerza dominante en el nuevo parlamento.

Este resultado representa un significativo revés para Marine Le Pen y su partido, Reagrupación Nacional (RN). Quienes, a pesar de las proyecciones previas que les otorgaban posibilidades de obtener la mayoría absoluta. Se vieron relegados a una posición secundaria con entre 115 y 150 bancas.

Los Republicanos conservadores y la Unión de Demócratas e Independientes (UDI) obtuvieron entre 60 y 70 escaños. Completando el cuadro electoral según las proyecciones de Elabe.

El sorpresivo giro electoral entre la primera y segunda vuelta refleja un cambio significativo en la opinión pública francesa. Que optó por frenar el avance de la ultraderecha y sus propuestas populistas que amenazaban con alterar el curso político tradicional del país.

Jean-Luc Mélenchon, líder destacado del Nuevo Frente Popular, proclamó la victoria como un triunfo del pueblo. Y un rechazo claro a las políticas de miedo y división.

"El presidente debe ahora inclinarse ante la voluntad popular y llamar al Nuevo Frente Popular a gobernar", declaró Mélenchon en sus primeras palabras tras conocer los resultados.

Con Gabriel Attal, actual primer ministro, preparándose para renunciar, se espera que el NFP implemente su agenda de políticas progresistas y sociales, prometiendo un cambio significativo en la dirección del país.

La figura del ex presidente François Hollande, quien emergió victorioso en Tulle en esta segunda vuelta, podría tener un papel clave como potencial primer ministro moderado en el nuevo gobierno.

Los pactos tácticos entre el oficialismo y la coalición de izquierda jugaron un papel crucial al concentrar el voto para derrotar a RN en circunscripciones clave.

Frustrando las expectativas iniciales de un avance más contundente de la ultraderecha.

Un gobierno liderado por RN, bajo la dirección de Jordan Bardella, habría marcado un hito histórico como el primero de ultraderecha en Francia desde la Segunda Guerra Mundial.

Además de generar preocupaciones significativas dentro de la Unión Europea y en la escena internacional. La alta participación del 67.7%, un récord en 40 años para un país donde el voto no es obligatorio. Subraya la importancia y el compromiso del electorado francés en este decisivo proceso electoral.

En este nuevo escenario político, el presidente Emmanuel Macron enfrenta la tarea de elegir al próximo primer ministro. Con opciones que van desde un gobierno técnico hasta una gran coalición de convergencia moderada. Excluyendo tanto a RN como a la Francia Insumisa. Cuyas posiciones son consideradas ultra y antisemitas por parte del espectro político predominante.

Aunque es prematuro tomar decisiones definitivas antes de que se oficialicen los resultados,. Francia se prepara para una nueva etapa bajo la dirección del Nuevo Frente Popular. Con el desafío de consolidar su visión política en un contexto europeo e internacional cada vez más complejo.

➡️ Internacional ➡️ Política

Más noticias: