Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Hombre sonriendo con fondo rojo y una imagen circular de una calle con un arco de piedra.
POLÍTICA

La caprichosa demanda del hermano de Sánchez a una residencia de ancianos

La finalidad era expresar su preocupación por el exceso de ruido y los olores desagradables provenientes del geriátrico

Parece que el hermano de Pedro Sánchez es de lo más escrupuloso. El músico David Sánchez ha realizado múltiples visitas a una residencia de ancianos cercana a su palacete recién adquirido en Elvas (Portugal). La finalidad era expresar su preocupación por el exceso de ruido y los olores desagradables provenientes del geriátrico, según El Debate.

Tal y como explicó EDATV, el 10 de febrero de 2023, David Sánchez Pérez-Castejón compró un palacete de lujo en la ciudad portuguesa. Lo hizo por 240.000 euros. La adquisición se realizó sin hipoteca, utilizando dos cheques emitidos por el BBVA. 

David Sánchez realizó el pago de la propiedad mediante dos cheques. Uno de 24.000 euros con fecha del 19 de octubre de 2022, y otro de 216.000 euros datado el 5 de enero de 2023. Este método de pago es notable debido a la inusualidad de realizar pagos al contado de esa magnitud.

Un hombre con traje oscuro y corbata negra está sentado frente a un cartel que menciona

Además, es relevante destacar que ambos cheques fueron emitidos por el BBVA, la misma entidad bancaria donde Sánchez tenía declarados 1,4 millones de euros en acciones según su declaración patrimonial.

Volviendo con la mencionada residencia, la presencia de Sánchez se debía a los ruidos que unas obras estaban teniendo lugar en el edificio. Esto es porque el geriátrico se encuentra justo al lado de la residencia portuguesa de David Sánchez.

Según el mencionado medio en el primer párrafo, en todo momento se respetan los horarios de sueño. También se cumplen las normativas de desarrollo de la obra.

Sumado a esto, se enfadó por el ruido que emitía el aire acondicionado. Las fuentes consultadas por el diario aseguran que no tuvieron más remedio que cambiarlo de sitio.

Hombre con camisa blanca sonriendo frente a una ventana.

Por otro lado, resaltan que Sánchez no hace vida en aquel lujoso palacete y que cuando va, solo está en el jardín, momento en el que le molestan los ruidos.

Meses después tuvo lugar la segunda visita al inmueble y con ella, una segunda queja. Esta vez, se presentó con un abogado, denunciando el olor a pescado frito que desprendía el edificio y que le llegaba al palacete.

"Pide que se mueva la chimenea o que se pare de cocinar, pero no se hace pescado frito, vendrá de otra casa".

➡️ España ➡️ Política

Más noticias: