Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Fotomontaje con una imagen de coches en fila en una carretera y una redonda roja con un radar y billetes de euro

MOTOR

La DGT va a por todas: radares en estos inesperados lugares

La DGT intensifica la vigilancia en carreteras con nuevos radares móviles en tramos poco habituales

Los radares de tráfico, a menudo considerados una amenaza para los bolsillos de los conductores, son en realidad herramientas esenciales para la seguridad vial. La Dirección General de Tráfico (DGT) utiliza estos dispositivos en puntos estratégicos de las carreteras. Con la intención de controlar la velocidad de los vehículos y reducir los accidentes en tramos problemáticos. 

La DGT tiene varios tipos de radares, siendo los más conocidos los fijos, los móviles y los de tramo. Los radares fijos y de tramo suelen estar señalizados, y los conductores habituales a menudo conocen su ubicación.

Sin embargo, los radares móviles son otra historia. Su carácter temporal y capacidad de movimiento los hacen prácticamente "invisibles" y más impredecibles. Esta imprevisibilidad es precisamente lo que los hace tan efectivos para mantener a los conductores a raya en términos de velocidad.

Primer plano de un velolaser, un nuevo radar

La nueva estrategia de la DGT

En un esfuerzo por seguir mejorando la seguridad vial y reducir la siniestralidad, la DGT está adoptando una nueva estrategia con los radares móviles. El director de la DGT, Pere Navarro, anunció recientemente que estos radares móviles se instalarán en lugares inesperados, especialmente durante la campaña de verano.

La idea es colocar estos radares en tramos de obra, áreas que han sido foco de atención de la DGT debido a su peligrosidad. Los tramos de obra presentan diversos riesgos, como la presencia de trabajadores, elementos extraños en la calzada y cambios temporales en el número de carriles. Esto aumenta el volumen de tráfico y la posibilidad de accidentes.

La DGT planea colocar radares móviles en estos tramos para controlar la velocidad de los vehículos a 60 km/h. Para asegurar que los conductores estén bien informados, se instalarán grandes carteles que anunciarán la presencia de estos radares y la velocidad controlada en los tramos de obra. 

Utilizarán radares móviles para colocarlos en lugares con obras y ponerlos a 60 km/h con un gran cartel, anunciando que la velocidad en el tramo de obras está controlada por radar. Esta medida pretende reducir los riesgos asociados a las zonas de obras y garantizar la seguridad tanto de los trabajadores como de los conductores.

Esta nueva ubicación de los radares móviles significa que los conductores deben estar más atentos que nunca a los límites de velocidad. Especialmente en las zonas de obras donde se instalarán estos radares.

La imprevisibilidad de estos radares y su capacidad para capturar infracciones en tiempo real hacen que respetar las normas de tráfico sea esencial. Así evitaremos multas y contribuiremos a la seguridad vial.

Con la llegada de estos radares móviles, los conductores tendrán que redoblar su atención y conducir con mayor precaución.

➡️ DGT ➡️ Motor

Más noticias: