Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Persona lavando la llanta de un automóvil rojo con una esponja y jabón.
MOTOR

¡Adiós al problema! Deja las llantas de tu coche relucientes con este truco

Mantener el coche en perfecto estado no solo implica cuidar su motor y carrocería

Entre los elementos que más sufren por el uso diario y las condiciones de la carretera, las llantas suelen ser las más olvidadas. Sin embargo, mantenerlas limpias y relucientes puede marcar una gran diferencia en la apariencia general de tu vehículo.

Las llantas no solo cumplen una función estética, sino que también son esenciales para el rendimiento del coche. La acumulación de suciedad, polvo de frenos y otros contaminantes puede afectar negativamente su funcionamiento y, con el tiempo, provocar daños permanentes. Además, unas llantas bien cuidadas pueden mejorar la eficiencia del vehículo y aumentar su valor de reventa.

Factores que ensucian las llantas

Las llantas de los coches están expuestas constantemente a diversos elementos que las ensucian. El polvo de frenos es uno de los principales culpables, ya que se genera cada vez que frenas. Este polvo, combinado con el barro, la grasa y otros residuos de la carretera, puede adherirse firmemente a las llantas, creando una capa de suciedad difícil de eliminar. Además, el contacto con productos químicos y la exposición a condiciones climáticas adversas también contribuyen a la acumulación de suciedad.

Rueda de automóvil con llanta de aleación de diseño deportivo en un vehículo negro.

El truco definitivo para dejar las llantas relucientes

Ahora que comprendemos la importancia de mantener las llantas limpias y los factores que contribuyen a su suciedad, es hora de descubrir el truco definitivo para dejarlas relucientes. Basándonos en la experiencia de expertos en automoción y diversos consejos recopilados, presentamos un método sencillo pero efectivo que puedes realizar en casa.

Para conseguirlo necesitas agua a presión, jabón específico para llantas, un cepillo de cuerdas suaves, guantes y una toalla de microfibra.

Antes de empezar, coloca el coche en una superficie plana y asegúrate de que las llantas estén frías al tacto. Esto evitará que el limpiador se evapore demasiado rápido o dañe la superficie.

Usa agua a presión para eliminar la suciedad suelta y el polvo de frenos de las llantas. Este paso es crucial para que el jabón pueda actuar de manera más efectiva.

Rocía el limpiador específico para llantas sobre cada una, asegurándote de cubrir todas las áreas, incluyendo los rincones y recovecos. Deja que el producto actúe durante el tiempo recomendado en las instrucciones del fabricante.

Utiliza el cepillo de cuerdas suaves para frotar la superficie de las llantas. Asegúrate de llegar a todas las áreas difíciles de alcanzar para eliminar completamente la suciedad incrustada. Aplica una presión moderada para evitar dañar el acabado de las llantas.

Enjuaga las llantas nuevamente con agua a presión para eliminar todos los residuos de jabón y suciedad. Repite el proceso si es necesario hasta que las llantas estén completamente limpias.

Usa una toalla de microfibra para secar las llantas y darles un acabado brillante. La microfibra es ideal porque no deja pelusas y evita rayar la superficie.

Para mantener tus llantas siempre relucientes, es recomendable repetir este proceso al menos una vez al mes. Además, evitarás la acumulación excesiva de suciedad y prolongarás la vida útil de tus llantas. También puedes aplicar un sellador de llantas para protegerlas de futuros daños y facilitar su limpieza.

➡️ Motor

Más noticias: