Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
La sede de ciudadanos repleta de globos naranjas y blancos, con una pantalla de fondo que reza "REMONTADA" y con solamente tres personas en su interior

POLÍTICA

La debacle de Ciudadanos: Pacma le saca casi 11.000 votos

La opción más votada ocho años atrás ha perdido por completo su influencia en política


Los naranjas no levantan cabeza. Una vez más, asistimos a una noche electoral en la que el partido fundado por Albert Rivera toca fondo de nuevo, siendo su derrota cada vez más sonora. En esta ocasión, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), una de las opciones que tradicionalmente suelen obtener menor número de votos, ha quedado por encima en el recuento. 

Con más del 90% de los sobres abiertos, Ciudadanos habría obtenido un total de 17.423 votos, frente a los 27.596 de PACMA, lo que supone una diferencia de 10.972 papeletas. El batacazo del partido centro es aún más pasmosa si se tiene en cuenta que hace tan solo dos comicios (2017), fueron la fuerza más votada en Cataluña con 36 escaños.

El candidato de los liberales Carlos Carrizosa  ha centrado su campaña en la "poca fiabilidad" del resto de partido y en una propuesta más centrista. Sin embargo, lo suyo ha sido la crónica de una muerte anunciada. En los últimos años y noches electorales hemos asistido a la desintegración casi total de la formación, fundada allá por 2006.

En enero del año pasado, Ciudadanos trató de reinventarse después de su VI Asamblea General, lo que como se ha podido comprobar, no ha tenido el éxito esperado. Después de 18 años, han desaparecido del Parlament de Cataluña.  No solo no han logrado obtener ningún escaño, sino que han obtenido uno de los peores resultados entre las candidaturas presentadas. 

Ya en 2021, la caída  de los naranjas fue pronunciada, pero logró aferrarse a la representación parlamentaria con la obtención de 6 representantes. Hoy en día no queda nada de aquel partido que, bajo la candidatura de Inés Arrimadas, ganó las elecciones de 2017 para la Generalidad catalana. 

Inés Arrimadas saluda sonriente y abrigada, vestida de negro, tras ganar las elecciones catalanas de 2017

Sus constantes bandazos, los decepcionantes pactos acordados con los socialistas, una tibieza desmedida y una larga lista de desplantes han llevado a dinamitar lo que un día fue un partido político.

Los ciudadanos españoles no se fían de las siglas que traicionaron a Isabel Díaz Ayuso en Madrid, escándalo tras el cual la presidenta salió reforzada. Juan Carlos Girauta, actual candidato de Vox a las elecciones europeas con Buxadé, también se marchó después de que Arrimadas diese su sí a la prórroga del Estado de Alarma. El político se despidió a través de sus cuentas de redes sociales, donde escribió:  "No trabajamos tanto para construir una bisagra", anunció, para después comunicar oficialmente su baja.

➡️ Cataluña ➡️ Política

Más noticias: