Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Avión de pasajeros azul y blanco en vuelo con montañas de fondo.
POLÍTICA

Argentina oficializó su política de cielos abiertos

El Gobierno de Milei en el Boletín Oficial una medida que cambiara las reglas del juego de los cielos aéreos

El proyecto estrella del Presidente Javier Milei  fue finalmente aprobado.

El fin de terminar con el monopolio de Aerolíneas Argentinas y los cielos argentinos, luego de varios meses de trámite parlamentario y negociaciones con la oposición, finalmente es un hecho.

El portavoz presidencial, Manuel Adorni, fue el que comunicó esta medida en la Casa Rosada.

Con esta medida se reforman medidas arcaicas que tienen décadas en la Argentina. Esto es un paso muy importante para la modernización y la liberalización del espacio aéreo.

Según el documento, el nuevo reglamento dispondrá libre acceso al mercado, estímulos para la competencia leal, desregulación tarifaria. También libertad de precios, resguardo y vigilancia operacional. Así como también librará la fijación de frecuencia y rutas aéreas.

Esto va a incluir la digitalización y agilización de trámites, la desregularización de servicios de rampa, otorgar nuevas rutas, nuevos negocios y permitir que los dueños de pequeñas empresas de aeronaves no pasen por los mismos procesos burocráticos que una gran aerolínea, insistió Adorni

En el decreto, el presidente ultra liberal destaca que las intervenciones de la Administración pública serán "limitadas" y se otorgarán autorizaciones de manera inmediata. Junto a las frecuencias solicitadas en territorio Argentino. 

Adorni insistió con el factor de los monopolios: 

Estas medidas permitirán que nuevas empresas operen en el país y destruir monopolios creados por amigos del poder que subsistían a costa de los contribuyentes; además, esto promoverá inversiones

El decreto, firmado por Milei, fue una iniciativa del titular del nuevo Ministerio de Desregulación y Transformación del Estado argentino, Federico Sturzenegger. Quien se refirió a esta reforma horas después de asumir su cargo el pasado 5 de julio.

Una agenda de desregulación no consiste en créditos subsidiados o reducciones impositivas. Se trata de eliminar burocracia innecesaria. La desregulación del mercado aerocomercial que se conocerá en estos días es un ejemplo de cambios simples que permitirán conectar más ciudades, había publicado Sturzenegger en sus redes sociales.

Para esto, el funcionario se apoyará en la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y la Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Proyecto clave del Ejecutivo de Milei, que fue finalmente aprobado el 28 de junio tras varios meses de trámite parlamentario y negociaciones con la oposición.

El Ejecutivo argentino busca, entre otras cosas, promover la competencia en el interior del país. Actualmente, la aerolínea estatal, Aerolíneas Argentinas, es la única que mantiene rutas provinciales,  que  las empresas privadas no operan por su baja rentabilidad. Esta compañía ha estado en la mira del Gobierno de Milei desde el principio para su posible privatización.

De esta forma, se flexibiliza la posibilidad para nuevas empresas de operar en el país. Sean líneas aéreas o compañías que prestan servicios en tierra. 

Hombre de traje y corbata azul claro hablando en un podio con el fondo de la Casa Rosada y la bandera de Argentina.

La "revolución de aviones" 

Impulsada por Guillermo Dietrich en el Gobierno de Mauricio Macri. Con la misma, se quitó la mínima con la que aparecieron las low cost. Que ofrecían precios más baratos, pero no se avanzó con el máximo permitido. 

Al asumir Alberto Fernández en el 2021 se volvió a la misma situación de aquel monopolio en el gobierno Kirchnerista. 

Las nuevas normas incluyen un cambio fundamental en el negocio aeronáutico. Ahora se podrán prestar servicios de cabotaje con aeronaves de matrícula extranjera y hasta tripulación de otra nacionalidad. Lo cual es muy novedoso para el nicho. 

Algo está cambiando: la forma de interpretar el silencio del Estado. Para obtener el Certificado de Explotador de Trabajo Aéreo (CETA), la Administración Pública tendrá 15 días hábiles para responder. Si no lo hace, el solicitante puede pedir un “pronto despacho” y, pasados cinco días, “la autoridad deberá emitir el CETA de forma automática/digital”.

Esto contrasta con la situación actual, donde los expedientes suelen quedar estancados en la burocracia.

Las empresas esperaban esta apertura, pero hay otras desregulaciones importantes. La más destacada es permitir que otros competidores entren en el mercado de servicios de rampa y asistencia. Actualmente monopolizado por Intercargo, con excepción de Aerolíneas Argentinas, Flybondi y American Airlines, que gestionan sus propios servicios.

Estos cambios, entre otros prometen mayor libertad en el sector aéreo, y se espera que traiga consigo, mejoras para atraer más inversión en un mercado históricamente rezagado en América Latina.

➡️ Internacional ➡️ Política

Más noticias: