Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Imagen de fondo de una carretera de España y otra imagen en primer plano de un radar autonomo de la marca Vitronic

MOTOR

Mucho cuidado: llegan a España los radares del futuro que multan 5 veces más

Los radares autónomos pueden moverse por sí solos y tienen hasta 10 días de autonomía

Los radares autónomos son una nueva tecnología que llega a España, concretamente a Cataluña, con el objetivo de mejorar la seguridad vial y reducir los excesos de velocidad.

A diferencia de los radares fijos y móviles tradicionales, estos dispositivos tienen la capacidad de moverse y operar de manera independiente. Esto los hace mucho más efectivos a la hora de detectar infracciones.

¿Qué son los radares autónomos?

Los radares autónomos, creados por la empresa Vitronic, son dispositivos equipados con una plataforma motorizada que les permite cambiar de ubicación sin intervención humana. Pueden operar de manera autónoma durante aproximadamente una semana, desplazándose lentamente para evitar ser detectados por los conductores.

Montaje de un atasco, el logo de la DGT y una mujer contrariada

Esto les da una ventaja significativa. Su ubicación es incierta, lo que hace más difícil que los conductores reduzcan la velocidad solo en los puntos donde saben que hay un radar.

¿Por qué multan más que los radares fijos y móviles?

La principal razón por la que los radares autónomos imponen más multas es su capacidad para moverse. Los radares fijos y móviles son conocidos por los conductores, quienes a menudo reducen la velocidad solo en su proximidad.

Montaje con un agente de la Guardia Civil de tráfico junto a un conductor dentro de un coche rojo, una mano con varios billetes de euro y el logo de la DGT

En cambio, los radares autónomos son impredecibles, lo que aumenta la probabilidad de que los conductores sean detectados infringiendo las normas de velocidad. Las estadísticas de Francia, donde estos radares ya están en uso, muestran que los radares autónomos pueden llegar a multar hasta cinco veces más que los tradicionales.

Además, los radares autónomos están conectados a bases de datos en tiempo real. Esto les permite verificar si un vehículo no solo está excediendo el límite de velocidad, sino también si tiene la ITV al día o un seguro válido. Esta capacidad adicional contribuye a su efectividad y a la cantidad de multas emitidas.

Implementación de los radares autónomos en Cataluña

Cataluña es la primera comunidad autónoma en España en implementar estos radares autónomos. Dos han entrado en funcionamiento en abril y otros dos lo harán a lo largo de 2024. Su objetivo, reducir significativamente el número de accidentes de tráfico y mejorar la seguridad en las carreteras.

Un guardia civil en un control de tráfico y en el círculo una caja con el radar

La introducción de estos dispositivos se enmarca dentro de una estrategia más amplia de la DGT para modernizar los sistemas de control de tráfico y reducir las infracciones. Los radares autónomos estarán ubicados inicialmente en zonas de alta siniestralidad y en carreteras donde se ha detectado un alto índice de excesos de velocidad.

Impacto esperado en los conductores

Para los conductores, la llegada de los radares autónomos implica la necesidad de ser más conscientes y respetar los límites de velocidad en todo momento, no solo en puntos específicos. La imprevisibilidad de estos radares significa que cualquier tramo de carretera puede estar vigilado, lo que promueve una conducción más responsable y segura.

Además, la DGT ha anunciado que estos radares autónomos se utilizarán también para educar a los conductores. Enviando avisos y recomendaciones basados en las infracciones detectadas, antes de imponer multas en algunos casos.

➡️ Motor

Más noticias: