Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Collage de jubilados y de fondo el Banco de España

ACTUALIDAD

La propuesta del Banco de España: retrasar la edad de jubilación

El Banco advierte de una "tasa de paro persistente más elevada que las de otros países del entorno"


El Banco de España ha publicado su informe anual 2023, donde señala un incremento de la inestabilidad laboral en los contratos indefinidos de nueva creación. Especialmente en los contratos fijos-discontinuos, tras la Reforma Laboral de 2021. Aunque la ratio de temporalidad ha disminuido desde la aprobación de la reforma, esto se debe a un aumento de los contratos indefinidos a tiempo completo (aprox. 55%), de los contratos indefinidos a tiempo parcial (aprox. 26%), y de los contratos fijo-discontinuos (aprox. 19%).

En particular, los contratos fijo-discontinuos. Estos antes eran poco utilizados en España, y ahora han duplicado su incidencia en la afiliación a la Seguridad Social, pasando del 2.4% en 2021 al 5.7% en 2023. Sin embargo, la supervivencia de los contratos indefinidos, excluyendo los fijo-discontinuos, ha disminuido después de la reforma laboral. Por ejemplo, el 48% de las relaciones laborales iniciadas en marzo de 2022 con un contrato indefinido seguían vigentes un año después. En comparación con el 52.5% en el promedio de los contratos indefinidos firmados en los meses de marzo de 2017 y 2018.

Pareja de jubilados paseando

El Banco de España urge a aumentar los incentivos para que los desempleados regresen al trabajo y a aclarar las causas del despido objetivo. Advierte que la posible introducción de indemnizaciones por despido improcedente, acordes a las circunstancias del trabajador y más disuasorias, podría generar incertidumbre y requerir aclaraciones judiciales.

Desde la institución, advierten que los desafíos del mercado laboral, derivados de los cambios tecnológicos y demográficos, no se resolverán únicamente mediante un aumento en la inmigración.

Entre principios de 2022 y finales de 2023, la población en España aumentó en un millón de personas, y la población activa creció en 788 mil individuos. La institución enfatiza que “casi la totalidad de estos incrementos, un 96,1 % y un 71,7 % respectivamente, se atribuyen a la inmigración”. En cuanto al empleo, “de los 1,06 millones de nuevos trabajadores ocupados, un 54 % son extranjeros”.

En España, la edad promedio de los trabajadores extranjeros es 3,4 años menor que la de los nacionales. Sin embargo, sería necesario un flujo migratorio mucho más intenso que el previsto en las proyecciones demográficas actuales para abordar completamente el desafío del relevo generacional en nuestro país. Además, “los inmigrantes suelen tener cualificaciones profesionales y se integran en ocupaciones diferentes a las de los trabajadores nacionales que se retiran del mercado laboral debido a la jubilación”.

La institución aboga por “promover la prolongación de la vida laboral”. Aunque reconoce que existen limitaciones, como el estado de salud de los trabajadores mayores, que deben considerarse al extender la vida laboral de los españoles.

➡️ España ➡️ Actualidad

Más noticias: