Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Un tarro de tomate frito

SOCIEDAD

¿Cuál es el tomate que dice la OCU que no debes comer?

La Organización de Consumidores ha sacado un estudio donde comprueba las distintas calidades del tomate frito


El tomate frito es un ingrediente básico en muchas cocinas, utilizado en una variedad de recetas para dar sabor y textura. Sin embargo, no todos los tomates fritos disponibles en los supermercados cumplen con los estándares de calidad que esperamos. La OCU ha llevado a cabo un estudio para determinar cuál es el peor tomate frito que se vende en España. Los resultados pueden sorprender a más de uno.

La OCU ha tenido en cuenta que el tomate frito es una opción popular entre quienes buscan conveniencia en la cocina. Por esta razón, decidieron analizar los tomates fritos más populares en los supermercados para evaluar su calidad y determinar si realmente valen la pena.

Un tarro de tomate frito

Uno de los hallazgos más destacados del estudio es que el tomate frito que ha recibido la peor calificación por parte de la OCU se encuentra en Mercadona. A pesar de que este producto presume de tener una receta artesanal, los resultados del estudio indican lo contrario. Este tomate frito, disponible bajo la marca Hacendado, no logró obtener una calificación satisfactoria en varios aspectos importantes.

En primer lugar, se encontró que este tomate frito contiene una cantidad significativa de grasas saturadas y azúcares. Esto hace que no sea

la opción más saludable. Además, la cantidad de sal presente en el producto también supera las recomendaciones, lo que puede ser preocupante para quienes buscan limitar su ingesta de sodio. Por último, el contenido calórico del tomate frito de Mercadona es considerablemente alto, lo que lo convierte en una opción menos adecuada para aquellos que siguen una dieta baja en calorías.

Este producto se encuentra disponible en dos tamaños diferentes: un bote de 300 gramos por 1,65 euros y un bote más grande de 560 gramos por 2,40 euros. A pesar de su aparente atractivo y su precio económico, la OCU advierte que la calidad de este tomate frito no cumple con sus estándares y lo desaconseja para su consumo.

La OCU siempre ha promovido la elaboración casera de alimentos como la mejor manera de garantizar su calidad y frescura. En el caso del tomate frito, hacerlo en casa nos permite controlar los ingredientes y evitar la adición de aditivos y conservantes que pueden estar presentes en las versiones comerciales. Además, hacer tomate frito en casa es relativamente rápido y sencillo, y nos brinda la seguridad de que estamos consumiendo un producto de buena calidad y sabor auténtico.

Si estás buscando un tomate frito de calidad, es mejor optar por hacerlo en casa utilizando ingredientes frescos y naturales. Evita aquellos productos que contienen cantidades excesivas de grasas, azúcares y sal, como el tomate frito de Mercadona recomendado por la OCU. Con un poco de tiempo y esfuerzo, podrás disfrutar de un delicioso tomate frito casero que seguramente superará tus expectativas en sabor y calidad.

➡️ España ➡️ Sociedad

Más noticias: