Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Un hombre con gafas y traje oscuro sentado en un trono dorado con un fondo que incluye un mapa de España, un emoji de sorpresa y un signo de advertencia.
POLÍTICA

Marruecos se hace con última tecnología en espionaje y saltan las alarmas en España

Marruecos adquirió material de espionaje después de hacer prácticas militares cerca de territorio español

Las tensiones con Marruecos no cesa. El país vecino considera débil al Gobierno español  y ha estado detrás de las movilizaciones masivas de inmigrantes ilegales al territorio español. Pero la situación ha ido a más. 

El verano pasado, se supo de la  intención del Rey de Marruecos, Mohamed VI, de "recuperar" los territorios que, según él, pertenecen al mundo árabe. El Gobierno de Marruecos dejo entender que, dentro de los proyectos de Mohamed, está tomar Islas  Canarias, Ceuta y Melilla, en principio. 

Y mucho más grave que eso,  han sido las movilizaciones del ejército de Marruecos hacia aguas españolas, en las que hicieron prácticas con el ejército. Una noticia que causó un gran revuelo entre los españoles. Ciudadanos que rechazan la evidente avanzada de Marruecos bajo la mirada complaciente y amiga del Gobierno de Pedro Sánchez. 

Ahora, a esta situación se agrega otro factor clave. Recientemente,  Marruecos adquirió dos de los mejores satélites espía  de Israel, herramientas de inteligencia que representan una amenaza para España.  

Un hombre con gafas y barba sentado en un trono dorado con un fondo de una bandera roja con una estrella verde.

La semana pasada, Marruecos un contrato con la empresa estatal israelí Industrias Aeroespaciales de Israel (IAI). Esto, para la adquisición de dos satélites espía Ofek-13. Esta compra ha representado un desembolso de 1.000 millones de dólares para el reino alauí, equivalente a unos 925 millones de euros.

Desde la formalización de las relaciones diplomáticas en los Acuerdos de Abraham en 2020, la cooperación ha crecido constantemente. Con múltiples compras militares y otros intercambios. No obstante, ahora estas transacciones se realizan con mayor discreción.

La semana pasada,  Amir Peretz, presidente de IAI y exministro de Defensa y viceprimer ministro de Israel, viajó a Rabat. Esto, para firmar el contrato de adquisición de los dos satélites de última generación. Los que serán entregados en un plazo de cinco años.

Según informó la publicación israelí Calcalist, Peretz hizo escala en un aeropuerto europeo para mantener un perfil bajo durante su viaje. En contraste con las visitas abiertamente anunciadas de funcionarios israelíes a Marruecos que eran frecuentes hasta el 7 de octubre.

El satélite de última tecnología que amenaza a España

El Ofek-13 es el satélite más sofisticado empleado por la inteligencia del Ejército israelí, proporcionando imágenes con una resolución de hasta medio metro. Fue lanzado por primera vez el 29 de marzo de 2023. Esto, mediante un cohete Shavit-2 desde la base aérea de Palmajim, ubicada en el centro de Israel.

Este satélite  tiene “capacidades únicas de observación  por radar y permitirá la recogida de información en cualquier condición meteorológica y de visibilidad. mejorando así la inteligencia estratégica.

Fue lo que dijo el  Ministerio de Defensa israelí tras su lanzamiento.

El nuevo satélite  Ofek-13 proporcionará a Marruecos la capacidad de monitorear de cerca los movimientos de los guerrilleros del Frente Polisario. Con los que está involucrado en un conflicto de baja intensidad desde noviembre de 2020 en el Sáhara Occidental.

Lanzamiento de un cohete en la noche con humo y fuego saliendo de la base.

Además,  permitirá realizar operaciones de espionaje sobre el Ejército de Argelia. El país africano con el mayor presupuesto de defensa y un adversario declarado de Marruecos. También podrá captar imágenes de instalaciones militares de otros países vecinos como España.

Los satélites Ofek-13 están destinados a reemplazar a los actuales satélites espías Mohammed VI-A y Mohammed VI-B, en operación desde 2017 y 2018 respectivamente. Cuya vida útil llegará a su fin en los próximos cinco años. Airbus y Thalès, empresas europeas, competían por obtener el nuevo contrato para la construcción de estos satélites.

➡️ España ➡️ Internacional ➡️ Política

Más noticias: