Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Negre analiza las claves del éxito de Alvise

POLÍTICA

Las nueve claves que da Negre para que entiendas el éxito de Alvise

Alvise ha entrado con fuerza en Europa llegando a empatar con Yolanda Díaz

Los grandes resultado de Alvise confirman el fenómeno que ha desatado el analista. Sus tres escaños en el Parlamento Europa ya supone una gran victoria. Alvise Pérez es ahora consciente del trabajo que tiene por delante en Europa y ya ha dejado entrever sus pretensiones en España. 


Sin embargo, Javier Negre, conocido de Alvise Pérez, ha analizado el éxito de Alvise.

Las 9 claves

1) Alvise comienza a ganar popularidad en plena pandemia. Cuando muchos españoles empiezan a plantearse por qué tenemos un Gobierno que nos encierra. Nos obliga a vacunarnos y a colocarnos una mascarilla. 

Alvise Perez

La gente empieza a plantearse muchas cosas, busca medios alternativos para informarse en Youtube y comienza a reaccionar contra el sistema.

 El descrédito hacia los políticos tradicionales empieza a crecer en una sociedad que se polariza. Ahí Alvise se convierte en una de las voces más críticas contra el establishment. 

Hacía hilos interesantes con datos sobre delincuencia relacionada con inmigración ilegal u hombres víctimas de denuncias falsas por violencia de género. 

Pero es el discurso contra las vacunas y el Estado de Alarma ilegal de Sánchez el que le dispara. Su argumentario era cercano a Vox, pero su forma de comunicar era más gamberra a través de las redes y nada institucional.

 Vox como partido no se podía permitir las licencias que él se tomaba pues tenía que competir dentro del sistema y Alvise era un outsider que podía arriesgar más. Ayudó a algunos políticos de Vox y del PP a mejorar su marca en redes sociales, pero nunca quiso vincularse directamente. 
2) En confinamiento promueve una manifestación digital contra Sánchez de más de tres millones de personas. Lo hizo junto a @EstadoDAlarmaTV y fontaneros del entorno de Vox.

 Era la primera de la historia y la izquierda mediática reaccionó con virulencia. Aunque los grandes medios no hablasen de él y de otros impulsores de aquello. En ese momento la calle comenzó a vernos como unos valientes comunicadores.

3) Alvise también realizó un par de acciones de street marketing. Fue en pandemia como colgar una gran lona con la cara de Sánchez con el mensaje “El Gobierno obedece”. La imagen se viralizó entre millones de personas. 

Tenía una gran capacidad para idear campañas en redes que obtuviesen cientos de miles de likes. Todo ello apelando a las emociones de sus seguidores con videos cortos muy efectistas. Su idea en ese momento era plantear un proyecto mediático común con otro de los talentos surgidos de la pandemia. Como Jano, pero sus caminos se separan.

4) Alvise comienza a fiscalizar la vida de políticos, destapar sus escándalos y emprende una campaña contra periodistas al servicio de Sánchez como Ferreras, Ana Pastor o Inda. Lo hace a través de Telegram y empieza a colgar imágenes persiguiendo a políticos con su marca de agua. 

Su comunidad empieza a crecer y si Alvise te señalaba en su canal de Telegram sus fieles te atacaban. A ellos empezó a llamarles ardillas y les hizo partícipes de esa cruzada para perseguir a gente indecente. 

Cualquiera que pillase a un político infraganti le mandaba una foto y en cuestión de minutos Alvise le hacía trending topic.

 Había gente que sufrió crisis de ansiedad. La prensa de izquierdas reaccionó contra él y trató de colgarle el cartel de “difusor de bulos” aprovechando algún error en sus informaciones.

 Lo que provocaron es que se disparase su popularidad digitalmente y en la calle. Se convierte en una especie de religión. Cuanto peor hablaban los medios del sistema de él, más crecía. Algunos lo obviaban, pero él necesitaba a unos medios que no eran creíbles en la sociedad.

5) Comienza a llenar teatros en programas de EDATV y a publicar exclusivas contra Óscar Puente y Ábalos-Koldo que se hacen muy virales. 
Le empiezan a inundar a demandas judiciales y él construye la imagen de ser un perseguido por el sistema. La censura se ceba con él y le cierran su cuenta de Twitter.

6) Decide romper con Vox de forma abrupta tras darse cuenta de que hay españoles cansados de los partidos y que buscan un activista independiente que pueda criticar a todos por igual.

También castiga al partido porque considera que no se ha portado bien con una persona a la que aprecia mucho y declara la guerra a perfiles provacuna como Steegman y luego al propio Abascal. Con quien siempre había tenido buena relación.

 Se da cuenta que es discurso alejado de la partitocracia gusta. El ir contra todos. 

Ve que en Europa han surgido a la derecha de partidos como Vox otras formaciones más pequeñas que pueden arriesgar más en sus discursos y captar mucha popularidad.

7) Empieza a disparar contra todos. Empresarios, periodistas, el duopolio, políticos, amigos, Indra…

La sociedad que consume redes sociales empieza a verle como un Batman que ajusticia a los corruptos sin miramientos. 

Se convierte en una especie de religión y sus seguidores creen sus informaciones incluso cuando se equivoca. 

Famosos de este país también empiezan a defenderle y él empieza a moverse por los eventos de la alta sociedad. 

Su ritmo de publicación de noticias era increíble y comienza a recibir soplos de colaboradores del CNI. Buscaban saldar cuentas pendientes en temas muy sensibles para nuestra seguridad nacional.

 Al no tener estructura, ni empleados, se puede permitir no casarse con casi nadie. Su popularidad se disparó.

Lideró temas como los audios de Villarejo, la defensa de Rubiales frente a los ataques de los grandes medios y se hace también popular en la prensa deportiva. 

Empieza a ver la posibilidad de presentarse a las europeas y consigue apoyo económico para ello a través de donaciones y el apoyo de empresarios puntuales.
8) Comienza la precampaña sin que las casas de sondeos percibiesen su fuerte empuje. Un estudio extraño del CIS le mete como una de las opciones favoritas de los españoles para las europeas. 

Los medios tradicionales, que hasta esa fecha le habían silenciado e ignorado, comienzan a hablar mal de él. 

Le colocan como un antisistema y muchos españoles ajenos al mundo de las redes le empiezan a conocer y compran su discurso gamberro en una España harta de la política bien queda. 

Elige un nombre pegadizo (‘Se acabó la fiesta’) y que conecta con un votante transversal que considera que los políticos tradicionales no están a la altura. 

Su logo, una ardilla con la máscara antisistema de V de Vendetta gusta a los más jóvenes. 

Defiende causas sobre agricultura, desokupación, legítima defensa o discursos contra la inmigración ilegal y las manadas que conectan con un público que está hastiado y que no se plantea votar.

 Les devuelve esa ilusión con discursos como que quiere meter a Sánchez en prisión que obtienen muchos likes. Discursos grandilocuentes, de trazo grueso y alejado de toda moderación que consiguen el like.

9) La presencia en el CIS hace que el resto de encuestadoras comiencen a preguntar por él. 

Detectan una fuerte irrupción y los grandes medios no paran de hablar de él. Sánchez le mete en campaña y le usa para movilizar a su electorado. 

Alvise entra en ese circuito de televisiones y medios tradicionales que aunque tienen una influencia menguante todavía son seguidos por millones de españoles. 

“Llegará el día que cuando me presente a las elecciones y saque representación no les quedará más remedio que hablar de mí”. 

Su pronóstico se cumplió y esa publicidad que le faltaba en los medios tradicionales consiguió llamar la atención de nuevos votantes. 

En campaña cuenta con el boca a boca de conocidos relaciones públicas de discotecas de Madrid con una gran capacidad de mover a gente. Consiguió tres eurodiputados, algo impensable hace unos meses.
 

➡️ España ➡️ Política

Más noticias: