Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Salvador Illa noche electoral

POLÍTICA

La faceta oculta de Illa: su misteriosa mujer, sus escándalos políticos y patrimonio

El vencedor de estas elecciones catalanas acapara portadas


Salvador Illa, ganador de las elecciones a la presidencia de la Generalitat de Cataluña por el Partido Socialista, se convierte en una figura central de la política en España. A pesar de su discreción y disciplina, su nombre ha vuelto a sonar con fuerza. Tanto por estas elecciones catalanas como por la oleada de escándalos relacionados con supuestos contratos sanitarios.

Estos contratos involucran a la empresa de la trama de Koldo García, exasesor del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien también está bajo investigación.

Illa propone ahora dejar atrás los años del proceso independentista. Un proceso que cobró relevancia en 2010, cuando el Tribunal Supremo de España anuló o reinterpretó varios artículos del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006.

El conflicto se agudizó con el referéndum catalán en 2017, considerado ilegal por el Tribunal Supremo, y la declaración unilateral de independencia en el Parlament.

Esto llevó a la destitución del gobierno catalán por parte del Estado español y al encarcelamiento de varios líderes independentistas.

Tras vencer en las elecciones, Illa podría formar un gobierno de coalición con la Esquerra Republicana y los comunes, pero no será fácil. Su objetivo es conducir la “tercera gran transformación de Cataluña” y superar las polémicas para lograr la presidencia. A pesar de su perfil discreto, su papel en la política española es crucial en este momento histórico.
 

Su misteriosa mujer, Marta Estruch

En lo que respecta a su vida sentimental, Illa se ha casado dos veces. Su actual esposa es Marta Estruch, quien trabaja en marketing en la multinacional Nestlé en Esplugues de Llobregat (Barcelona).

Juntos viven en La Roca del Vallés, en una bonita casa cerca del centro con un amplio jardín y vistas impresionantes. Aunque Marta Estruch ha mantenido un perfil discreto y no se ha dejado ver en mítines o actos públicos, recientemente la acompañó durante su reunión con el Papa en el Vaticano. De esta forma marca su única aparición oficial hasta ahora.

Salvador Illa y su mujer en el Vaticano

Si Salvador Illa llega a convertirse en presidente de la Generalitat, es probable que el anonimato de Marta Estruch se vea afectado. Su papel como primera dama podría requerir una mayor exposición pública.
 

El recorrido de Illa

Salvador Illa dio sus primeros pasos en la política estudiaba. Así, en el año 1987 se convirtió en concejal de Cultura de su municipio natal, La Roca del Vallés. En 1995 fue cuando Illa cuando se afilió al PSC.

Salvador Illa de joven

Ese mismo año fue nombrado alcalde de su localidad, cargo que mantuvo hasta 2005. Entonces, fue nombrado director general de Gestión de Infraestructuras del Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña, donde estuvo hasta 2009.

En el año 2010, fue nombrado director de Gestión Económica del Ayuntamiento de Barcelona, y en 2016, Gerente de Empresa, Cultura e Innovación. Además, ese año fue elegido secretario de Organización del PSC.

En enero de 2020, Pedro Sánchez le nombró ministro de Sanidad, cargo en el que tan solo estuvo un año, donde convivió con la pandemia del covid. En enero de 2021 anunció que dejaba dicha cartera para presentarse como candidato a las elecciones autonómicas de Cataluña.

Las polémicas de Illa


El perfil discreto de Salvador Illa no le ha dejado exento de varios escándalos, principalmente desde que asumiera la cartera de Sanidad en enero de 2020. La pandemia provocada por el Covid supuso un importante reto profesional para él. Una gestión que fue duramente criticada y que sigue acarreando consecuencias.

Hace menos de un mes, el nombre de Salvador Illa se vinculó al entramado del caso Koldo. Durante la investigación al exasesor de José Luis Ábalos, se desveló que su empresa había sido una de las elegidas. Aparecía en una adjudicación pública del departamento del por entonces ministro de Sanidad.

Desde entonces, los contratos cerrados por el exministro han edstado en el punto de mira. Tres años después de abandonar su puesto en el Gobierno, siguen saliendo a la luz presuntas irregularidades en la gestión de su ministerio durante la crisis sanitaria. Y más con algunas de las compras que se hicieron bajo su mandato.

Tal y como desveló hace unos días ‘Vozpópuli’, el Ministerio de Sanidad de Salvador Illa pagó 200 millones de euros a una empresa de Hong Kong. Lo impactante es que las autoridades de China no recomendaban para la compra de unas mascarillas que no llegaron a tiempo, retrasando su entrega casi un año.

Respiradores que nunca llegaron, guantes por valor de cinco millones de euros en paradero desconocido o batas con precios muy superiores a los existentes en el mercado. Estos forman parte de algunos de los contratos llevados a cabo por Salvador Illa durante la pandemia, que se encuentran bajo sospecha.

➡️ España ➡️ Política

Más noticias: