Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Piloto de carreras sosteniendo un trofeo dorado con una bandera británica sobre sus hombros y un fondo de Qatar Airways.
MOTOR

Dios salve al rey, Hamilton vuelve a ganar 945 días más tarde

El británico volvió a la senda de la victoria en una excitante carrera marcada por las paradas y la lluvia

Ni el mejor guionista de Hollywood podría haber escrito la carrera de hoy. El retorno del una vez niño prodigio a la senda de la victoria en el último Silverstone con el equipo que lo ha hecho leyenda. Todo esto en una carrera que ha sido más una montaña rusa que un gran premio, porque menuda barbaridad. 

Pintaba un buen domingo para los británicos en su gran premio de casa, Silverstone. Tres ingleses con opciones de victoria para el deleite de los espectadores. El favorito de la grada Hamilton, el favorito del resto Norris, pero nunca descartéis a Verstappen que salía cuarto. 

Luces fuera y HERE WE GO! Salieron bien los Mercedes, Norris aguantaba a Verstappen y Piastri presionaba al neerlandés. Poco duró la resistencia de Lando que veía como le bloqueaba la trazada Hamilton quedando expuesto a los ataques de Max, que era tercero. Por delante Russell y Lewis se iban, excelente ritmo del Mercedes este fin de semana. 

Con la amenaza de la lluvia presente, los pilotos se ponían manos a la obra son miedo de gastar neumático. Leclerc que era octavo tras una genial salida, pasaba a Stroll para ponerse séptimo tras una bonita batalla. Verstappen sufría falta de ritmo, y en la vuelta 15, Norris le devolvía el adelantamiento en la curva de Stowe para ser tercero. 

Llegó la lluvia

La lluvia se volvía una realidad y veíamos a los primeros beneficiados y perjudicados. Los Mclaren volaban, Norris iba tras los Mercedes, y Piastri se comía con patatas al actual campeón del mundo. Hamilton y Alonso sonreían bajo sus cascos, sabiéndose expertos de situaciones y condiciones complicadas como las que había. 

Con la lluvia, Hamilton pasaba a Russell para ser primero, pero su compañero no tiraba la toalla y le seguía la estela. Se iban ambos largos y Norris se sumaba a la fiesta, con Piastri asomando también el morro a la batalla. Los Mclaren iban como pez en el agua, y primero Norris y después Piastri, con grandes adelantamientos el australiano, pasaban a los Mercedes. 

Carrera de Fórmula 1 con varios autos compitiendo en una pista frente a una tribuna llena de espectadores.

Vibraban las gradas con el show que nos estaban dando en cabeza. Ferrari sacrificaba innecesariamente la carrera de Leclerc al montarle intermedios con la pista medio seca y cuando paraba de llover, igual con Checo.

En la vuelta 27, paraban Verstappen y Sainz, que estaban muy juntos, a montar intermedios. No había tiempo que perder en cabeza de carrera y paraban todos, menos Piastri, en la siguiente vuelta a montar también intermedio. Craso error de Mclaren que condenaba al piloto australiano, en contienda por la victoria, al fracaso. 

Drama para Mercedes, que veía como Russell que estaba dando caza a Max, tercero, tenía que retirar el coche por un problema con la refrigeración. Final amargo para George, que merecía mínimo un podio en su GP de casa, tras su gran pole ayer, ánimo amigo. Se aclaraba el panorama, y una batalla a tres bandas decidiría la victoria: Lando contra Hamilton y Verstappen. 

Enésimo fallo y ¿adiós al campeonato?

Paró de llover, y con el circuito seco, tocaba cambiar de neumático, tensión máxima. Como todas estas últimas carreras, el drama estaba servido y como no, era en el equipo papaya. Mclaren fallaba en el pitstop de Norris con una parada de 4,6 al montar un inadecuado blando por número de vueltas y rendimiento. 

Hamilton se ponía líder y acariciaba la victoria algo que no sucedía hace 945 días desde el GP de Arabia 2021. Norris sufría con el blando, Hamilton se marchaba y Verstappen se le acercaba peligrosamente. A falta de 5 vueltas para el final, el neerlandés le pasaba, enterrando así cualquier duda sobre quien va a ganar el campeonato este año.

Volvió a sonreír Hamilton tras un par de temporadas "difíciles", recordemos que su peor resultado ha sido sexto en el mundial. Es bonito ver al británico subir, quien sabe si por última vez, al primer escalón del podio con Mercedes. Una dupla de leyenda merecía una despedida a la altura y que mejor para el heptacampeón que ganar en casa. 

Norris ha perdido una y otra vez con Verstappen, teniendo mejor coche, aquí mueren sus esperanzas de pelear el mundial de pilotos. Buenos resultados de Sainz quinto y Alonso octavo, sólidas actuaciones de nuestros pilotos. Y como sorpresa del día un Hulkenberg, sexto que vuelve a hacer maravillas con un Haas que llegó a presionar a Ferrari. 

Las decepciones del día, primero Norris por su incapacidad para rematar la jugada. Segundo Leclerc por su GP en general, desaparecido desde Mónaco. Y por último, como no, un Checo Pérez que tras renovar hace pocos grandes premios, está más fuera que dentro.

Nos volveremos a dar cita, el próximo 21 de Julio en el GP de Hungría, que siga esta maravillosa temporada. 

➡️ Cars&Capital ➡️ Motor

Más noticias: