Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Mujer con bebé en una sillita de coche

ACTUALIDAD

La OCU hace saltar las alarmas ante esta popular sillita de coche

Es crucial que cualquier persona que haya adquirido una de estas sillas deje de usarla de inmediato


La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en conjunto con varias asociaciones (incluyendo otras entidades de consumidores y clubes de automóviles), ha llevado a cabo un análisis comparativo de las sillas de coche para niños disponibles en el mercado. El objetivo principal ha sido evaluar su calidad, eficacia y, especialmente, su nivel de seguridad. Según el último estudio realizado, rigurosas pruebas de laboratorio han revelado que una de estas sillas, la Peg Perego Viaggio Twist, presenta defectos que la hacen insegura en caso de accidente.

La silla Peg Perego Viaggio Twist está diseñada para niños con una estatura comprendida entre 61 y 105 centímetros, lo que equivale a una edad aproximada de entre 1 y 4 años. Se instala sobre una base, conocida como base Twist, y puede orientarse hacia atrás o hacia adelante según la altura del niño. Es importante destacar que la silla solo puede utilizarse con la base Twist y no puede ser usada de ninguna otra manera.

Lamentablemente, esta silla no proporciona garantías de seguridad en caso de colisión frontal del vehículo, representando un riesgo real para el niño.

Durante las pruebas de choque frontal realizadas por la OCU, que simulan un impacto a unos 64 km/h (más intenso que la normativa R129 de homologación, donde el impacto se produce a 50 km/h), se ha observado que la pieza que sostiene la base de la silla en el suelo del coche se rompe. Esto ocasiona que el asiento de la silla se desprenda de la base y se proyecte hacia adelante y hacia arriba. Este problema se presenta tanto cuando la silla está instalada en sentido contrario a la marcha como en sentido de la marcha.

Mujer con bebé en brazos

Por tanto, surge la duda: ¿qué se debe hacer para garantizar la seguridad del bebé?

Dado que este modelo de silla se ha lanzado recientemente y no hay muchas unidades vendidas, es crucial que cualquier persona que haya adquirido una de estas sillas deje de usarla de inmediato y se comunique con el fabricante.

Las organizaciones involucradas en el estudio han informado del problema detectado a la sede central de Peg Perego en Italia. En respuesta, el fabricante ha afirmado que investigará el problema y ha detenido la producción de este modelo de silla. Sin embargo, recalcan que la silla cumple con las pruebas de homologación de la Norma R129. Es importante tener en cuenta que estas pruebas son menos rigurosas que las realizadas en análisis internacionales. Aunque la silla pueda cumplir con las normas, queda claro que no puede garantizar la seguridad del niño que viaja en ella. Este asunto es extremadamente serio y requiere medidas urgentes.

➡️ España ➡️ Actualidad

Más noticias: