Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
Fotomontaje con una imagen de fondo de coches en la carretera, la frente un hombre sorprendido y una redonda roja con un coche en la carretera
MOTOR

El 'regalo' que te llevas si compras un coche a partir del 7 de julio: Es obligatorio

Esta medida, aprobada por el Parlamento Europeo, tiene como objetivo principal mejorar la seguridad vial

En las últimas décadas, la tecnología ha transformado significativamente la industria automotriz, especialmente en términos de seguridad. Los avances han ido desde la introducción de los cinturones de seguridad y los airbags hasta la implementación de sofisticados sistemas de asistencia a la conducción. Estas innovaciones han reducido drásticamente el número de accidentes y la gravedad de las lesiones, haciendo que la conducción sea más segura para todos.

En este contexto de mejora continua, la Unión Europea ha sido un actor clave, implementando regulaciones que obligan a los fabricantes de automóviles a equipar sus vehículos con tecnologías avanzadas. Estos esfuerzos buscan reducir aún más la siniestralidad en las carreteras, garantizando que los conductores y pasajeros estén mejor protegidos.

La nueva normativa europea

A partir del 7 de julio de 2024, todos los coches nuevos vendidos en la Unión Europea deberán estar equipados con un conjunto de sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS, por sus siglas en inglés). Entre los sistemas obligatorios se incluyen el Sistema de Frenado de Emergencia (BAS y EBA), el Detector de Fatiga y Somnolencia, la Alerta de Cambio Involuntario de Carril (LDW), una especie de caja negra (EDR) y el Asistente Inteligente de Velocidad (ISA).

Un velocímetro de automóvil con la aguja marcando una alta velocidad, mostrando tanto millas por hora (MPH) como kilómetros por hora (km/h).

El Asistente Inteligente de Velocidad (ISA)

El ISA es uno de los sistemas más destacados de esta nueva normativa. Este sistema ayuda a los conductores a respetar los límites de velocidad, informándoles sobre los cambios en los límites a lo largo de su recorrido y alertándoles cuando están a punto de superarlos. En algunos casos, el ISA puede incluso ajustar automáticamente la velocidad del vehículo para cumplir con las regulaciones.

El funcionamiento del ISA se basa en una combinación de cámaras y datos de GPS. Las cámaras, situadas en el retrovisor delantero, detectan y leen las señales de tráfico, mientras que el GPS proporciona información sobre la ubicación y los límites de velocidad de la zona. Si el vehículo excede el límite, el ISA envía señales visuales y acústicas al conductor y puede intervenir directamente para reducir la velocidad del coche.

Impacto en la seguridad vial

La implementación obligatoria del ISA y otros sistemas ADAS promete tener un impacto significativo en la seguridad vial. Según estudios realizados por la Comisión Europea, estos sistemas podrían reducir los accidentes de tráfico en hasta un 30%, salvando miles de vidas cada año. Además, se espera que estas tecnologías también contribuyan a reducir las emisiones de CO2, ya que una conducción más suave y controlada suele ser más eficiente en términos de consumo de combustible.

Consideraciones para los conductores

Para los conductores, esta nueva normativa representa tanto un desafío como una oportunidad. Si bien algunos podrían sentirse incómodos con la idea de que su coche controle automáticamente la velocidad, la realidad es que estas tecnologías están diseñadas para asistirte, no para reemplazarte. El ISA y otros sistemas ADAS son herramientas que, bien utilizadas, pueden hacer que la conducción sea más segura y cómoda.

Además, es importante destacar que el ISA se puede desactivar manualmente si el conductor lo desea, aunque solo temporalmente. El sistema se reactivará automáticamente cada vez que se encienda el vehículo, garantizando que la seguridad esté siempre en primer lugar.

A partir del 7 de julio de 2024, todos los coches nuevos en la Unión Europea vendrán equipados con un conjunto de sistemas avanzados de asistencia a la conducción, incluyendo el Asistente Inteligente de Velocidad. Esta medida, impulsada por la Comisión Europea, busca mejorar significativamente la seguridad vial y reducir los accidentes de tráfico. Aunque puede requerir un periodo de adaptación para los conductores, los beneficios en términos de seguridad y eficiencia prometen ser sustanciales, marcando un nuevo hito en la evolución de los vehículos modernos.

➡️ Motor

Más noticias: