Logo edatv.news
Logo Telegram EDATV.news
La guardia civil en un control de tráfico, y en el círculo, una persona toca el claxon del coche

MOTOR

Qué multa te pueden poner por tocar el claxon en lugares prohibidos

El claxon solo debe utilizarse en determinadas circunstancias, especialmente cuando afecte a la seguridad vial

El claxon puede servirnos de gran ayuda en ciertas situaciones de tráfico. Sin embargo, no siempre se utiliza de la manera adecuada y esto puede acarrearnos una multa. Por ejemplo, cuando se emplea para saludar a un amigo o se insta a otro vehículo a que acelere la marcha.

Y es que este elemento adquiere una gran relevancia en la seguridad vial. Su uso aparece regulado en el artículo 110 del Reglamento General de Circulación. En él se indica que queda prohibida la utilización de señales acústicas estridentes y sin motivo reglamentariamente permitido.

¿Cuándo se puede tocar el claxon de forma legal?

Se podrá hacer uso del claxon para avisar a otros conductores de nuestra presencia en vías con escasa visibilidad. Por ejemplo, cuando se traten de carreteras estrechas con curvas o haya niebla.

También nos servirá para advertir al conductor que circula por delante de nuestra intención de rebasarle. Cuando haya que circular como vehículo prioritario en servicio de urgencia, la bocina servirá también de gran ayuda. La tocaremos de manera intermitente y encenderemos las luces de emergencia para alertar a los demás.

Imagen de un coche junto a un agente de la Guardia Civil y otra de varios billetes de euros

La multa por usar el claxon cuando no se debe

Por desgracia, en muchas ocasiones se usa el claxon de forma errónea. Recurrimos a él para mostrar nuestro malestar con los demás ante una maniobra incorrecta, saludar a conocidos o instar a otros a que circulen más rápido. Y lo que muy pocos saben es que todo esto está prohibido.

Tampoco se permite utilizar la bocina en zonas residenciales, sobre todo por la noche; además de túneles, pasos elevados y a nivel. Lo mismo sucederá en aquellos puntos en donde aparezca la señal R-310 (prohibido claxon) o cuando se haga sonar de manera innecesaria. Esto último es muy habitual cuando se celebra un triunfo o un título deportivo.

Este tipo de acciones son consideradas por la Dirección General de Tráfico (DGT) como infracciones leves. Serán castigadas con multas de 80 euros. Pero los agentes también estarán muy atentos a aquellos automóviles que circulen sin bocina. En ese caso, la sanción se consideraría grave y el castigo alcanzaría los 200 euros.

➡️ DGT ➡️ Motor

Más noticias: